Ni con toda el hambre del mundo podrían experimentar lo que vive la gente en Corea del Norte

Daily NK  |  2015-04-01 07:36

En la actualidad unos 27,000 desertores norcoreanos viven no solo en Corea del Sur, sino también en Estados Unidos, Canadá y Europa, lugares en los que se han establecido con éxito, se han convertido en un modelo a seguir para los norcoreanos, además de dar una imagen positiva de la sociedad surcoreana.

Sin embargo, no son pocos los casos de desertores que no se han podido adaptar satisfactoriamente a la vida en otros países, y que desean regresar a su lugar de origen. Mientras más aumenta el número de dichos casos, más aumentan los estereotipos e ideas erróneas en torno a este grupo. Para disipar estas creencias erradas y presentar historias de éxito, Daily NK se ha asociado con Korea Hana Foundation, una organización que provee alojamiento y apoyo a desertores norcoreanos, con el fin de arrojar luz sobre este tema.


Image: Daily NK
Cuando vine por primera vez a Corea del Sur, quería dedicarme a cultivar repollos. Tenía la intención de dirigirme a Naju, una ciudad ubicada en la provincia Jeolla del Sur, ya que la agricultura de esta hortaliza es famosa en esta zona, pero el investigador a cargo me dijo puedes dedicarte a la agricultura más tarde, por qué mejor no estudias, mientras aún eres joven?. Así que lo pensé otra vez.

De esta manera comenzó la vida como director de películas de Kim Kyu Min, desertor norcoreano. Se graduó de la Escuela de Artes Dramáticas en Hanyang University, una institución académica localizada en Seúl, de la que escuchó hablar una vez cuando aún vivía en el Norte, a través de las palabras de la parlamentaria surcoreana Lim Soo Kyung durante su visita al país. No obstante, tras completar sus estudios se dio cuenta de que la imaginación y la realidad eran diferentes. Le preocupaba si existía la posibilidad de convertirse en actor o no.

Un día le solicitaron que hiciera una clase. Para ello se preparó mucho, pensando en que quizá acudirían personas famosas. Sin embargo, el director Kim quedó atónito tan pronto como escuchó la primera pregunta. Me preguntaron si acaso las personas tenían relaciones sentimentales en Corea del Norte. Así pude ver que las personas en el Sur tenían una visión irreal de Corea del Norte. A pesar de que la gente aquí había oído muchas más cosas sobre el Norte que yo, lo cierto es que no tenían idea de cómo es la realidad. Por eso, pensé que mi tarea debía ser mostrarles los hechos tal como son.

De este modo, un profesor que conoció en la universidad le dijo entonces haz una película, y con estas palabras comenzó su camino para llegar a ser director. Tras graduarse de la universidad, y con treinta años, empezó su trabajo en la dirección cinematográfica, área a la que se integró más tardíamente en comparación con otras personas. Era el benjamín del grupo, y los comentarios desagradables circulaban fácilmente. El es norcoreano, decían, y esto le hacía sentir triste.

Debido a esta forma de pensar (que tenía la gente) es que no pude trabajar muy activamente al principio. Pero posteriormente, cada vez que me entraban las preocupaciones, buscaba a quienes llevaban más tiempo trabajando en esto, y hablaba con ellos. Me contaron que, en su época de novatos, tuvieron muchas más dificultades de las que yo tenía. De esta forma, comprendí que no solo yo, sino también la gente en el Sur, atraviesa por momentos arduos.

Tuvo momentos duros desde su época de principiante en las artes cinematográficas, hasta que llegó a ser director de películas. No obstante, no guarda malos recuerdos al respecto. Es lo que tuvo que suceder, dice. Por muchas dificultades que tuviese haciendo películas, tenía la confianza de que en Corea del Sur no moriría de hambre, así que me concentré en lo que tenía que hacer para convertirme en director.

Mariposa de invierno: una película escrita con los ojos llenos de lágrimas

Con el correr del tiempo, el director Kim se rodeó de diversas personas con amplia experiencia en el mundo del cine, y de esta manera consiguió hacer amigos de confianza. De hecho, la película Mariposa de Invierno (Gyeoul Nabi), estrenada en 2011, no habría podido completarse sin la ayuda de las personas cercanas a él. Hubo un retraso en el plan, así que tuve algo de tiempo extra. Tomé el guión de Mariposa de Invierno que había escrito hace ocho años. Le hice algunas correcciones, y lloré por la realidad de Corea del Norte. Cuando terminé de modificarlo, se lo entregué a un amigo, que me dijo esto tenemos que hacerlo pronto, así que acordamos rodar la película, señaló.

Se trataba de un filme de bajo presupuesto, pero como estamos bien, hagámosla aunque no recibamos dinero. Contrariamente a lo que pensaron, quienes se ofrecieron a ayudar trajeron a más personas para unirse a este esfuerzo. Gracias a ellos, no experimentaron mayores dificultades (como antes habían creído), y así la película pudo filmarse.

Al realizar la película, lo que más lamentó Kim Kyu Min fue que, por muchos esfuerzos que hiciera, no puede rescatar a Corea del Norte de la realidad que vive. Aquí no hay montañas deforestadas* como en el Norte; y no importa cuánto adelgacen los actores y actrices surcoreanos: nunca podrán vivir en carne propia el sufrimiento producido por el hambre que padecen los norcoreanos.

Mariposa de Invierno no es exactamente una película para la industria del entretenimiento. Pese a esto, el director Kim piensa que una película sobre Corea del Norte puede ser una cinta competitiva. A través de Mariposa de Invierno, quise hablar sobre los efectos que tiene el hambre en las personas. Como director, es lo que debía hacer: contarle (al público) acerca de las trágicas circunstancias que vive el pueblo norcoreano.

*Nota de traducción: contrariamente a lo que se ve en Corea del Sur, gran parte de las montañas de Corea del Norte están parcial o completamente deforestadas. Esto se debe a la necesidad de buscar leña para utilizar como combustible para quemar durante los fríos inviernos del país, a falta de otros materiales para calefaccionar las casas.

*Traducción por Maria T. Benavides

 
Advertisements, links with an http address and inappropriate language will be deleted.

2017.03.24
Won Pyongyang Sinuiju Hyesan
Exchange Rate 8,035 8,020 8,105
Rice Price 4,870 4,820 4,800